miércoles, 6 de junio de 2012

EL PAÍS DE LOS CIEGOS. Claudio Cerdán


Título: El país de los ciegos
Autor: Claudio Cerdán
Editorial: Ilarión Ediciones
Págs: 312
Precio: 18 €

Hay dichos o refranes que pueden herir sensibilidades, incluso en el caso de personas que aparentan ser muy duras. Así, si dijéramos que “en el país de los ciegos el tuerto es el rey” cerca de “El Tuerto Durán”, un matón recién salido de la cárcel que busca su nuevo hueco en la ciudad de Alicante, lo más probable es que las cosas acabaran mal. Si quieres saber más acerca de este personaje tan peculiar, sigue leyendo esta reseña sobre “El país de los ciegos”, la novela de Claudio Cerdán.
Juan Ramón Durán, más conocido como “El Tuerto Durán”, sale de la cárcel después de unos años a la sombra para encontrarse con que todo ha cambiado en la ciudad de Alicante que él conocía. Con su antiguo jefe en la cárcel, y con Garrigós (el segundo de abordo) al frente del negocio y nuevo enemigo, Durán tendrá las cosas más que difíciles a la hora de hacerse de nuevo un hueco y un nombre respetable en el submundo criminal alicantino. Todo empeora seriamente cuando Silvio, uno de sus nuevos camellos, aparece muerto en extrañas circunstancias. Durán asume entonces la investigación del caso sin saber las consecuencias que su decisión pueden traerle. ¿Conseguirá salir con vida de ésta?
La mayoría de la gente, cuando se enfrente a una novela o historia de cualquier tipo, espera encontrar la bondad en los protagonistas. Lo bueno, sobre todo en los otros (ya se sabe lo difícil que es juzgar de forma coherente los propios actos), es lo apropiado, lo justo. Reconforta, incluso, saber que hay otros que lo hacen la mar de bien. Pero, ¿qué pasa cuando en una historia el protagonista, que tiene poco de bueno, nos resulta simpático? Probablemente mucha gente se encontrará con un conflicto moral; porque, ¿cómo vamos a estar de parte del malo? Aunque, ¿existen malos totalmente malos? Puede que sí. Aunque lo cierto es que en la vida las cosas no son ni blancas ni negras, sino de un tono de gris o de otro. El narrador y protagonista de esta historia, Juan Ramón Durán, lo sabe bien. Dejad que os lo explique mejor en los siguientes párrafos.
Juan Ramón Durán, “el Tuerto”, es un narrador de prosa ágil y amena, cargada también de cierto desencanto, además de un tipo con montones de historias curiosas y entretenidas que contar, sobre todo de sus compañeros de elenco (Garrigós, Magallanes, Farlopero López, etc).
El Durán protagonista es un personaje lleno de matices de los que, como decía antes, pueden provocar un conflicto moral a más de uno. Y es que a simple vista “el Tuerto” es un tipo duro, un matón más que sale de la cárcel empeñado en seguir una vida de delincuencia; pero en cuanto te fijas en las cosas que dice y lees entre líneas, te das cuenta de que nuestro protagonista no es tan absolutamente malo y cruel como quiere hacernos pensar. Sus debilidades y todo lo que carga en la conciencia no harán que redima sus pecados; aunque sí lo harán mucho más humano a nuestros ojos. Imposible no sentir cierta simpatía por él, a pesar de todo.
Puede que en el país de los ciegos, el tuerto sea el rey, aunque también sea más ciego el que no quiera ver. Así, en la ciudad de Alicante donde transcurre la acción de este emocionante y a la vez crudo thriller no sólo parece estar ciego “el Tuerto”, al no darse cuenta de lo que en realidad sucede a su alrededor, sino también, como él mismo se queja, el resto de la población. Porque aquí la corrupción no sólo se vive en los bajos fondos en los que se mueve Durán, ¡está por todas partes! Durán lo sabe muy bien, y así nos lo hará saber a nosotros a lo largo de estas páginas. Que los habitantes de esta Alicante venida a menos se acaben de dar cuenta es ya otro cantar.
“El país de los ciegos”, en definitiva, es una novela negra original y entretenida, una obra llena de personajes bien perfilados, giros inesperados, sentido del humor ácido y crudas realidades que hará las delicias tanto de los amantes del género como de los seguidores de las buenas novelas escritas en España. ¿De verdad crees que tú deberías perderte algo así?
Hay gente con muy carácter, personas que parecen malas por naturaleza. Tal vez sea que no las conozcamos lo suficiente. O puede que sean así, e igualmente nos acaben cayendo bien. Saca tus propias conclusiones leyendo “El país de los ciegos”, una novela negra que sin duda te sorprenderá.
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario